domingo, 28 de febrero de 2010

Febrero: trineos y soles resfriados

Mas, he ahí que Sir Olaf llegó en trineo desde su estepa geográficamente sentimental:
—¡Quiero tus ojos iguales a dos mediodías con lluvia y helados como dos focas en el mismo témpano!
En tu mirar, oh Reina, se posan las golondrinas cansadas; busco tus ojos más largos que la noche de seis meses...
Pero no amo tu risa de lobo, ni la danza que incendia tu pie.
Sir Olaf huyó en su trineo, hacia un país de soles resfriados...

BALADA PARA LOS NIÑOS QUE SERÁN POETAS, Leopoldo Marechal

6 comentarios:

Pokol dijo...

Qué bonitos los cuentos de invierno, hada de las nieves:)

Juan korkuerika dijo...

Entre niños inevitablemente surge la inspiración, surge la magia. Bonito cuento el de Marechal y bonita "triineada"
Un besico y hasta la vista trineista ;-)))

Furacán dijo...

Ooh que bonito!
Debe ser divertido eso de los trineos, yo sólo monté en la versión cutre de trozodeplásticotírateladerabajo :-)

ONA dijo...

Esa escritora...
Gracias Juaniko ¿cuando te dejas caer por aquí?
Fury! la versión cutre que cuentas es de lo más divertido... con el trineo coges más velocidad... pero también las caídas son de campeonato... :)

¡Besos!

nacho dijo...

Añoro los cuentos leidos antes de dormir. Que madre tan tierna Pilar que dispones de esos cuentos para tus lecturas nocturnas. Porque la prosa poética de ese cuento es el mejor susurro antes de cerrar los párpados suavemente.

Felices sueños, bonica

ONA dijo...

Gracias Nacho, ¿ya estás recuperado?